Destacado Semanal

OTRA SEMANA QUE AYUDA A CERRAR LA COSECHA.

29 de Abril de 2019

Una nueva semana caracterizada por dos momentos bien diferenciados entre sí, con una primera parte de tiempo relativamente estable, y una segunda mitad con características de inestabilidad y la presencia de algunas lluvias y tormentas de variada intensidad.

Durante el resto del día de hoy, se prevén condiciones de tiempo totalmente estables, con la presencia de un sistema de alta presión que se ubicará sobre la porción central del país, inhibiendo el desarrollo de nubosidad. Asimismo, las marcas térmicas se mantendrán relativamente elevadas, teniendo en cuenta la altura del año que estamos atravesando.

El martes, se prevé que el tiempo continúe estable sobre la franja central del país, pero tiendan a inestabilizarse sobre la franja norte, con el desarrollo de lluvias y algunas tormentas que abarcarán especialmente el noroeste argentino, pero que pueden extenderse hacia algunos sectores del NEA, como el caso de Formosa, oeste de Chaco e incluso algunos sectores aislados de el norte de Santa Fe. Cabe destacar que las marcas térmicas seguirán siendo relativamente elevadas en todo el centro y norte del país, salvo sobre el sudoeste de Buenos Aires, donde no se descarta la probabilidad de alguna helada aislada, de débil intensidad.

El miércoles, se diferenciarán de manera muy significativa el sur del centro y norte del país, con la presencia de lluvias y chaparrones en toda la región patagónica y condiciones de tiempo estable en todo el centro y norte argentino. Las precipitaciones del sur argentino estarán acompañadas de viento muy intenso del oeste y sudoeste, con velocidad cercana a los 80-100km/h. En tanto, sobre el centro y norte del país, las características se mantendrán con condiciones de tiempo estable, poca cobertura nubosa, pero todavía con humedad en las capas bajas de la atmósfera, por lo que no se descarta que se presente neblina y bancos de niebla importantes.

El jueves, el sistema frontal frío seguirá avanzando por la región patagónica, provocando lluvias y lloviznas sobre gran parte de la región, alcanzando el sur de la región pampeana, provocando precipitaciones sobre el extremo sur de la provincia de Buenos Aires, aunque con acumulados débiles y aislados. Cabe destacar que el viento intenso predominará en toda la zona patagónica y se sumará el sur bonaerense con un importante incremento en la velocidad del viento proveniente del sudoeste. Las marcas térmicas mostrarán una diferencia notable entre el sur y el norte argentino, con valores muy bajos sobre la región sur y relativamente elevados sobre el centro y norte del país.

El viernes, el sistema frontal frío seguirá avanzando hacia el norte, provocando precipitaciones en forma de lluvias, chaparrones y algunas tormentas de variada intensidad. Los fenómenos alcanzarán la franja central del país, abarcando a La Pampa y parte de la provincia de Buenos Aires, junto con Mendoza y parte del sur de San Luis. Por otra parte, sobre el NEA, se prevé abundante cobertura nubosa y precipitaciones débiles e intermitentes, que alcanzará a toda la región. Como es común, se prevé que con el desplazamiento del sistema frontal frío hacia la zona central del país, se observe el ingreso de un centro de alta presión a la porción sur del país, generando condiciones de tiempo estable y un importante descenso de las marcas térmicas en el sur argentino.

El fin de semana, se mantendrá con características de tiempo inestable, tanto en la porción central como en el norte argentino. El desarrollo de precipitaciones de variada intensidad involucrará tanto a la zona pampeana como a la porción norte del país, con algunos eventos puntuales que podrían ser fuertes, aunque a nivel general no se esperan precipitaciones abundantes. La mayor actividad se concentrará durante el sábado, mientras que el domingo, si bien todavía se prevén algunas lluvias, las mismas comenzarán a perder intensidad y se presentarán de manera cada vez más aislada.

En cuanto a las reservas de humedad, las mismas se vienen recuperando con un oportunismo destacado, de norte a sur. Las lluvias que se han observado en la franja central del país, mejoran los perfiles de cara a los preparativos para la fina. Hacia el sur de la región pampeana, donde naturalmente la cosecha viene más atrasada, las lluvias no han dejado complicaciones con los modestos milimetrajes registrados. Salvo por las nieblas, las labores a campo ganan continuidad. Los excesos más destacados y homogéneos se observan en Corrientes, Misiones, norte de ER y norte de SF. La provincia de Chaco, sigue muy comprometida por el lento movimiento del agua en superficie.