Detalle por Subzona

15 de Octubre de 2020

SUBZONAS Y RED DE ESTACIONES METEOROLÓGICAS GEA

 

SUBZONA I

“Está complicado pero hay muchos lotes que aunque no llueva van a rendir cerca del promedio zonal”, resumen por El Trébol. La mayor parte los trigos esperan resultados entre 20 a 25 qq/ha, siendo 20 quintales el promedio general. En las 3 últimas campañas el promedio del trigo fue de 35 qq/ha. “Para cubrir costos en la zona se necesita 5 qq/ha con máquina propia y de 8 a 10 quintales con máquina contratada”, detallan los técnicos. La superficie perdida es del 5% coincidente con la proporción de los lotes que se encuentra en mal estado. Un 40% está en regular condición y el 50% en buen estado. El 30% se encuentra transitando el estadio crítico de la floración y 70% comenzando a llenar granos.

 

"La situación no ha mejorado respecto a la semana pasada", comentan los ingenieros de Carlos Pellegrini. Hay lotes de trigo están formando el grano en las primeras espigas formadas. Las expectativas de rindes son de entre 15 a 20 qq/ha en los mejores lotes. “Estimo que el resto de los cuadros de va a quemar, dado que debajo de esos rindes no se justifica cosecharlos”, advierten; “es decir que, por debajo de los 10 quintales se da de baja el lote”. De no aparecer las lluvias, los profesionales  recomiendan no sembrar soja de primera en fechas de siembra tempranas. Los maíces están padeciendo las consecuencias de la falta de agua. Los nacimientos son desparejos y hay un 20% que no nacerá si no llueve próximamente. Un 45 % del área implantada se encuentra en buenas condiciones y con expectativas de poder llegar a buen término. Un 10% de lo intencionado pasara a maíz tardío.

 

A excepción de algunos lotes sembrados tempranos que alcanzaron a espigar y fueron poco afectados por la helada, el 85% de los cuadros de trigo de los alrededores de Cañada Rosquín se encuentran entre regulares y malas condiciones. La mitad de los lotes se encuentran espigando y otros con la espiga embuchada helada, a la espera de alguna lluvia que los induzca a espigar. Las expectativas de rindes son entre 10 y 18 qq/ha. Los ingenieros hablan de una campaña fina de fracaso y quebranto.

 

"El trigo esta cada día un poco peor", indican los ingenieros de Totoras. Se estiman rindes entre 20 a 15 qq /ha, cuando el rendimiento de las ultimas 3 campañas fue de 35 qq/ha. Al consultar por el rinde mínimo que debería dar un lote para ser cosechado, los profesionales comentaron que varía en función de si es campo alquilado o no; también influye en la toma de decisión que no se ven lluvias que puedan recargar el perfil, pensando en la siembra de soja de primera. Se calcula que podría darse de baja entre un 20 y 30% de lotes de trigo en malas condiciones. Un 40% de los cuadros está en floración y un 60% se encuentra llenando granos.

 

"Complicados", así definen los ingenieros a los lotes de trigos ubicados en el corredor que une las localidades de Cañada de Gómez y Villa Eloísa. Los lotes están en plena floración con un área foliar muy bajo; en la mayoría de los casos esta solamente la hoja bandera. El 70% de los cuadros se los clasifica entre regulares y malas condiciones. Se estima un rinde entre 20 y 25 qq/ha; puede haber algunos casos que supere los 35 qq/ha. El rinde promedio de los últimos años fue de 35 qq/ha. Los técnicos indican que en campo propio el rinde mínimo que vale la pena cosechar el lote es de 16 qq/ha. Se calcula que por el momento un 7% del área se perdería por estar en pésimas condiciones. "De seguir sin lluvias esta superficie se incrementaría", advierten.

 

SUBZONA II

Es lógico encontrar algún lote de trigo aislado que tuvo más milimetrajes este año y que, gracias a la última lluvia de 40 mm, llegue a rendir unos 40 qq/ha. Sin embrago, los rendimientos generales en Bombal rondarán los 25 qq/ha y en Bigand entre 15 a 30 qq/ha. Los ingenieros indican que se necesita una lluvia para la siembra de soja de primera; por lo tanto, por el momento, no se piensa en desechar lotes de trigo ya que no se cuenta con la humedad para la posterior siembra de la oleaginosa. “De ocurrir la lluvia, aquellos propietarios de campo que poseen cosechadoras, van a trillar los trigos. Los que no la tienen, necesitan un rendimiento mínimo de 15 qq/ha para cosecharlo. Para un arrendatario, si supera los 12 a 14 qq/ha, lo cosechará. Dentro de la región, se han sembrado trigo en suelos complejos, éstos no se cosecharán”, señalan. Con una lluvia, se calcula un 10 % que se quemaría para soja.

 

SUBZONA III

En Colon el rendimiento esperado del trigo es de 35 qq/ha, 10 puntos menos que el promedio de las 3 últimas campañas (45 qq/ha). “Actualmente, los resultados se proyectan por encima del rinde de indiferencia, por lo tanto todo se va a cosechar. No se ven áreas completamente perdidas hasta el momento”, reportan los ingenieros del área. El cereal de invierno transita la etapa crítica de espigazón sin mayores inconvenientes.

 

SUBZONA IV

Por la zona de Facundo Quiroga el trigo se encuentra en buen estado, aunque en algunos sectores los lotes se marcan por la sequía. “El rinde estimado para esta campaña es de 42 qq/ha, siendo el piso de rinde que cubre los costos de 20 qq/ha”, describen los técnicos. La media de rinde históricas se ubica en 50 qq/ha. La superficie que se asume como pérdida no llegan al 10%. Un 10% se califica como regular, 30% en buena condición, 40% en muy buena condición y un 20% se considera en excelente estado.  Los técnicos comentan que en la zona Lincoln,  Casares y 9 de julio se registraron precipitaciones que favorecieron la condición del cultivo. El amplio abanico de estadios fenológicos del cereal se reparte entre pleno macollaje 10%, encañazon 20%, hoja bandera 20%, espiga embuchada 30% y espigazon 20%.

 

SUBZONA V

En la zona de Monte Maíz los técnicos comentan que el poco trigo sembrado evoluciona bien. “Se decidió implantar trigo solo en muy buenos ambientes”, aclaran los ingenieros. El trigo transita el estadio de espiga embuchada y antesis. “El ciclo no se modificó a pesar del estrés por frio”. Describen que son trigos de porte más chico que lo habitual. “Las lluvia a la fecha son iguales a las del año pasado pero este año hubo una gran alternancia térmica y heladas fuertes”. El rinde estimado, teniendo en cuenta la lluvia de la semana próxima, sería similar al promedio de la serie histórica (45 qq/ha). Si fallan los pronósticos se recortaría el rinde, aunque hay que remarcar que se trata de lotes buenos, con napa y/o sobre rastrojo de maíz. “Si el rinde del trigo es de 15-20 qq/ha sostenemos que hay que continuarlo”, concluyen.