Indicadores Climáticos

07 de Enero de 2021

INDICADORES CLIMÁTICOS

Lo que viene, el pronóstico para la semana próxima en la región núcleo

Tiempo inestable de domingo a martes

El ascenso de las temperaturas y un significativo incremento de la humedad provocarán condiciones inestables, con el probable desarrollo de lluvias y tormentas de variada intensidad sobre la región.

El período que comienza a partir del jueves comenzará con características de tiempo estable en toda la zona GEA. Un centro de alta presión mantendrá características de estabilidad sólo durante la jornada de hoy.

Luego, el anticiclón se desplazará hacia el este, dando paso a una importante circulación de viento norte que favorecerá el ascenso de las temperaturas y un significativo incremento de la humedad. Esto provocará condiciones de tiempo inestable, con el probable desarrollo de lluvias y tormentas de variada intensidad sobre la región. La situación se irá afianzando y potenciando a medida que avance la semana, llegando al momento de mayor inestabilidad sobre la zona GEA durante el domingo. Las condiciones de inestabilidad perdurarán entre el lunes y martes, mostrando un cambio de condiciones recién a partir del miércoles próximo.

Las temperaturas se presentarán en un progresivo ascenso y la circulación del viento del sector norte fomentará el aumento de los registros. Irán aumentando de manera constante y significativa, superando los parámetros normales para la época del año. Este escenario se mantendrá hasta el lunes, ya que luego de las lluvias y tormentas se observará un moderado descenso térmico.

La circulación del viento comenzará del sector norte, lo que ayudará al ascenso de las temperaturas. El incremento se mantendría hasta el domingo. Luego, el viento volverá a rotar al sector sur, promoviendo un moderado descenso de las marcas térmicas.

La cobertura nubosa, en general, tendrá una importante presencia a lo largo de toda la semana, salvo el día de hoy jueves, que será el único momento con cielo mayormente despejado. La nubosidad se presentará en aumento durante el viernes y el cielo se mantendrá mayormente nublado durante el resto del período de pronóstico.

La humedad en las capas bajas de la atmósfera se presentará en proporcionado aumento, por la circulación del viento del sector norte. Estas condiciones se mantendrán durante prácticamente toda la semana, ya que hasta el martes próximo el contenido de humedad será muy importante, generando condiciones de tiempo inestable en la zona GEA. Recién a partir del próximo miércoles la humedad se mostrará en disminución.

 

Lo que pasó con el clima en la última semana en la región núcleo

Lluvias muy dispares en la región

Hubo registros importantes en el sudoeste de Santa Fe, noroeste de Buenos Aires y sectores del sur de Córdoba.

Pero las lluvias fueron muy escasas en el noreste de Buenos Aires, centro y sudeste de Santa Fe y centro de Córdoba. El dato más destacado de las estaciones que componen la red GEA, fue el de Rufino, en la provincia de Santa Fe, con 32,4 mm semanales, seguido por General Pinto y Lincoln, en la provincia de Buenos Aires, con un total de 14,2 mm y 13,6 mm respectivamente.

En cuanto a las marcas térmicas, se observaron registros muy superiores a los parámetros normales para la época del año, con valores máximos que quedaron en el rango entre 36ºC y 38ºC siendo levemente inferiores a los de la semana pasada. El dato más destacado se midió en la localidad de Irigoyen, en Santa Fe, con un registro de 38,3ºC. Las temperaturas mínimas fueron inferiores a las del periodo anterior y levemente más bajas que los promedios para la época del año, con registros entre 12 y 14ºC. El valor más bajo fue el de la localidad de Monte Buey, en la provincia de Córdoba, con 10,4ºC.

Con este panorama se puede observar que la humedad del suelo ha mejorado levemente sobre el sur de Córdoba y el sudoeste de Santa Fe, que son los sectores que recibieron algunas precipitaciones en la última semana. El resto de la región sigue presentando condiciones de sequía, ya que las elevadas temperaturas y la ausencia de lluvias volvieron a generar una pérdida de humedad sobre la zona GEA. Analizando la perspectiva para los próximos 15 días el requerimiento hídrico sigue siendo muy importante, necesitando lluvias de gran magnitud para mejorar la situación. Para alcanzar niveles óptimos de humedad de suelo son necesarios acumulados entre 140 y 160 mm durante los próximos 15 días. Sólo sobre el sur de Córdoba estos valores son levemente inferiores, con un promedio entre 80 y 100 mm.

 

 

Extensión GEA: O de Córdoba, N de Santa Fe, Santiago del E. y Chaco

El sistema de tormentas del sudeste bonaerense aleja la posibilidad de aportes de agua en el centro de la región pampeana

El 2020 concluyó con lluvias y el nuevo año se inició de igual modo. Parecería una muy buena noticia en el contexto de escasez pluvial, pero, lamentablemente, la distribución de las precipitaciones de los últimos siete días alejó la posibilidad de modificar el déficit de agua en las zonas que más lo necesitaban.

Al igual que en los desarrollos anteriores, los sistemas precipitantes fueron mucho más generosos sobre la franja oeste del país, excluyendo prácticamente por completo de aportes a las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes y el extremo norte de Buenos Aires. Las provincias del NOA, desde Santiago del Estero hasta Jujuy, fueron favorecidas por el ingreso de humedad desde el norte. Contrariamente a lo ocurrido durante la primavera, recibieron muy buenos volúmenes de agua: promediaron desde 50 hasta 100 milímetros.

El noroeste y el extremo sudoeste de Córdoba también recibieron montos significativos, en torno a los 50 milímetros. Pero esto sucedió lejos de las zonas productivas con mayor déficit ubicadas en el sudeste cordobés, que solo sumaron algunos milímetros para compensar las pérdidas por evapotranspiración.

Si bien la primera semana del año aportó precipitaciones, no dejó lluvias en el centro de la región núcleo. Esta área no logra superar una prolongada escasez de agua que día a día continúa deteriorando la condición de los cultivos.

El mapa de reservas de agua disponible refleja este escenario: la escasez hídrica predomina sobre la región de análisis y las características de sequía condicional cubren prácticamente la totalidad de Santa Fe y del noreste bonaerense.

Un capítulo aparte merecen el centro y sudeste de la provincia de Buenos Aires. En las últimas 48 horas un centro de baja presión muy estable sobre la costa atlántica provocó el desarrollo de lluvias y tormentas, puntualmente intensas, con acumulados muy significativos y atípicos. Incluso, algunas localidades superaron en un día la media histórica del mes.

Una vez más el Atlántico se convierte en el gran compensador de los efectos negativos de un Pacifico, que lejos de moderar su enfriamiento se ha intensificado durante diciembre.

El sistema de tormentas probablemente continuará activo durante un tiempo más y en forma muy estable sobre el sudeste bonaerense, alejando la posibilidad de que en las próximas horas algo de ese aporte de agua alcance el centro de la región pampeana.

Los pronósticos indican condiciones de inestabilidad para el próximo fin de semana. Pero considerando que la Niña está plenamente activa y los antecedentes en cuanto a la circulación de los flujos de humedad de los últimos eventos, parece poco probable que la región núcleo pueda capitalizar esa inestabilidad en montos cercanos a los requeridos. A esta altura, para recuperar la humedad optima, los requerimientos superan los 140 milímetros.