Commodities

Brasil y Sudeste Asiático: los dos grandes destinos del trigo en el primer mes de campaña

Bruno Ferrari - Desiré Sigaudo - 10 de Enero de 2020
En diciembre, el 35% de los embarques del cereal partió a Brasil y otro 35% a Asia, región que gana participación con Indonesia a la cabeza. El ambicioso programa de embarque para las próximas semanas demuestra la recuperación del nivel del Río Paraná.

 

Diciembre dio comienzo al ciclo comercial triguero 2019/20 que inicia, como de costumbre, con un fuerte programa de exportación. Tomando como referencia el registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) se advierte que la intención exportadora es despachar 9,6 millones de toneladas en los primeros tres meses de una campaña para la que se proyectan exportaciones totales de alrededor de 13 Mt. 

Actualmente el sector exportador mantiene una cómoda posición comercial con compras de 13,1 Mt y ventas externas declaradas de 11,9 Mt. En este contexto, la mercadería en manos de los exportadores que podrían asociar a nuevos compromisos de comercio exterior se limita a 1,2 Mt. Con un margen de existencias de ese nivel, pueden cerrar algunos negocios externos para más adelante considerando que las DJVE no exhiben embarques para los meses de octubre y noviembre. En ese sentido, se nota a la exportación cómodamente al margen del mercado. Mientras tanto, la molinería, que puede llegar a demandar alrededor de 6 Mt en la campaña, lleva adquiridas 1,4 Mt.

Las DJVE con embarques programados para el mes de diciembre 2019 alcanzan a 3,9 Mt, lo que constituye un volumen mensual récord para las DJVE de trigo. Sin embargo, de acuerdo con datos de la Agencia Marítima NABSA, los embarques argentinos en el mes de diciembre fueron de sólo 1,8 millones de toneladas, notablemente por debajo de las DJVE para embarcar en dicho mes (3,9 Mt). El bajo nivel del Río Paraná dificultó la carga de buques en los puertos del Up River,  que en muchos casos partieron de las terminales con menor carga de lo habitual. Además, en la segunda mitad de diciembre se dio una combinación de menos días hábiles y persistentes lluvias que limitaron la actividad en puertos. Es de esperar entonces que los embarques anotados para diciembre aún no efectivizados se reprogramen para las siguientes semanas, incrementando así la exigencia logística en los meses de verano. Como se señalara anteriormente, enero y febrero presentan también un elevado volumen de embarques programados con DJVE de 2,9 Mt y 2,6 Mt, respectivamente. 

Dado que el sector exportador de trigo busca constantemente diversificar el destino de sus ventas, resulta oportuno analizar cuáles fueron los principales mercados para el cereal nacional en el mes de diciembre: 
•    Al igual que en Diciembre’18 las compras brasileñas son las más fuertes del mes en 2019, superando las 630.000 toneladas. En esta campaña, los embarques al país vecino han incrementado incluso su participación mensual en 10 p.p. representando el 35% de los despachos de diciembre. 
•    Indonesia vuelve a posicionarse como el segundo país comprador con un 20% sobre el total y casi 370.000 toneladas importadas. 
•    En esta campaña acompañan al segundo mayor importador de trigo del mundo, otros tres países del sudeste asiático: Bangladesh, Tailandia, Vietnam y Malasia. Con esto, la región se lleva el 35% del cereal nacional en diciembre. 
•    Por su parte, las importaciones de África, un mercado clave para el trigo argentino con un crecimiento considerable en las últimas campañas, perdió participación en Dic’19 respecto de Dic’18. Cabe destacar el crecimiento en la participación de los países de África Oriental como Yibuti, Madagascar y Uganda, en detrimento de los destinos africanos más usuales ubicados en África Septentrional (Argelia, Marruecos) y África Occidental (Nigeria). Con todo, los despachos al continente en el primer mes de campaña 2019/20 representan el 18% del total, con más de 300 mil toneladas. 
•    Finalmente, más de 190.000 toneladas tienen como destino el propio continente sudamericano gracias a las compras de Chile, Perú, Ecuador y Colombia, que representan un 11% del total, en línea con su participación en Dic’18.

En los primeros ocho días de enero, se conoce el despacho de 2,1 Mt de trigo argentino. Esta cifra es un 86% más alta al volumen embarcado en los primeros días de enero de 2018 (1,1 Mt). Asumiendo que el tonelaje embarcado en la primera semana de enero en ambos años guarda igual relación con el total mensual, pueden proyectarse embarques en enero de cerca de 4 Mt. La dinámica de embarques dependerá, naturalmente, de la altura del Río Paraná en las terminales portuarias del Gran Rosario. 

Según el pronóstico del Instituto Nacional del Agua, la altura del río en Rosario llegaría a los 2,03 metros el 21 de enero, mostrando así una recuperación de más de 20 cm respecto de su nivel en diciembre. Si bien el nivel proyectado sigue estando muy por debajo de la media mensual de enero (3,2 mts), las lluvias en el este paraguayo y sur de Brasil finalmente contribuyen a la recuperación de la altura del río que mejora las perspectivas de embarque en un momento clave para la campaña triguera. 

En el plano productivo, la cosecha de trigo avanzó 6 p.p. esta semana acercándose a la culminación de las tareas a nivel nacional que ya avanzaron sobre el 94% de los trigales. Actualmente la trilla ya se completó en todas las provincias del país con la única excepción de Buenos Aires, donde las tareas avanzaron sobre el 84% de las plantaciones. 

El mercado físico de granos de la Bolsa de Comercio de Rosario mantuvo una operatoria reducida para el caso del trigo esta semana. El Precio Pizarra, publicado por la Cámara Arbitral de Cereales de la BCR fue de $ 10.730/t el día jueves o su equivalente en dólares de US$ 180/t, representando un aumento de US$ 6,1/t en comparación a lo cotizado el mismo día en la semana previa. Respecto a los precios abiertos del Mercado Físico de Granos de esta institución, los mismos han oscilado entre los US$ 170/t y US$ 175/t en las ruedas de operación sin descartar mejoras por lotes importantes. 

En tanto, en el mercado de futuros Matba-Rofex, el contrato más próximo Rosario Enero detentó un valor de cierre de US$ 190/t el día jueves, manteniendo la cotización del jueves previo luego de que dicho contrato de trigo había ganado US$ 6/t respecto de su anterior cierre en ese momento. No obstante, la semana estuvo signada por cierta volatilidad en la cotización del cereal para dicha posición al igual que Rosario Marzo que finalizó en US$194/t el jueves, estando en sintonía con el mercado internacional atento frente a incrementos en la demanda externa y espera de datos claves del informe mensual del USDA. Por otro lado, es menester recalcar que la brecha entre el Precio Pizarra y Rosario Enero alcanzó los US$ 10/t siendo una dispersión de precios importante entre ambas cotizaciones.

El precio del contrato próximo de trigo en Chicago cerró el día jueves 9 en US$ 206,60/t, presentando una suba de US$ 0,65/t en comparación con el día jueves de la semana anterior, respectivamente. 

La industria, por su parte, finalizó la campaña 2018/19 registrando altos niveles mensuales de molienda que se ubicaron, a partir de abril, por encima de los máximos mensuales vigentes en las campañas 2013/14-2018/19. 

Con rindes muy disminuídos, la producción australiana no alcanza las 16 Mt 

En el plano internacional, la producción en Australia continúa siendo el principal foco de atención comercial. Los cultivos de invierno 2019/20 de Australia, se han visto sumamente desfavorecidos por las condiciones climáticas críticas en varias regiones claves, según el último Informe de Cultivos de Australia de la Australian Bureau of Agricultural and Resource Economics and Sciences (ABARES). La situación actual del país oceánico adquiere relevancia al considerar que se trata de uno de los mayores exportadores mundiales de trigo, encontrándose usualmente entre los primeros cinco oferentes del cereal. 

En cuanto a las perspectivas de producción para la campaña actual, ABARES pronostica un producto total de 15,8 Mt de trigo. Este volumen representa un 8,3% menos que el ciclo 2018/19, motivado principalmente por mermas productivas respecto de la campaña anterior en la región occidental de dicho país. No obstante, los valores obtenidos para la campaña previa (17,2 Mt) ya detentaban valores muy por debajo de los promedios históricos cercanos a los 24 Mt si consideramos los últimos diez ciclos productivos y el máximo histórico de 35 Mt obtenido en 2016/17.

El desempeño ha sido dispar en el conjunto de estados que producen trigo de invierno en dicho país. Australia Occidental presenta la situación más compleja con pronósticos de ABARES que arrojan una caída en torno al 41% en 2019/20 a alrededor de 6 Mt, lo que refleja una merma del 37% en el rendimiento promedio. Se estima que la superficie sembrada con trigo cayó un 6% a 4,4 millones de hectáreas. Su importancia radica en que su producción representaba el 58% del total producido de trigo del país en el año comercial anterior. A grandes rasgos, las perspectivas de cosecha parecían razonables a principios de la primavera, pero se deterioraron rápidamente. Después de una precipitación invernal por debajo de la media y un receso tardío en la temporada, los cultivos necesitaban una precipitación promedio de septiembre para alcanzar los rendimientos habituales. Sin embargo, el estrés por calor y la baja humedad afectaron negativamente a la mayoría de los cultivos de invierno en el estado, especialmente en las regiones de cultivo del norte, como Geraldton.  

Por su parte, Nueva Gales del Sur también fue protagonista frente a los malos pronósticos como consecuencia de las escasas precipitaciones durante buena parte del año 2019. Se espera que la producción de trigo alcance las 2,3 Mt en 2019/20, 67% por debajo del promedio de 10 años hasta 2018/19. Por otro lado, se estima un rendimiento de 1,2 t por hectárea, que es 42% inferior al promedio de los últimos diez años hasta 2018/19. 

Respecto al resto de las regiones productoras de trigo (Queensland, Victoria, Australia Meridional y Tasmania) las expectativas son más favorables donde se esperan mejores condiciones para lo cultivos e incrementos en los volúmenes cosechados. En conjunto se espera un total de producto cercano a las 7,57 Mt a diferencia de las 5,35 Mt producidas el ciclo anterior. De esta forma, a pesar de representar una baja proporción del total - dichos estados individualmente - en conjunto coadyuvan a mejorar en parte, los malos resultados obtenidos en este cultivo por parte del país oceánico.