Commodities

El maíz 2019/20 se perfila para superar la producción de soja luego de 22 años

Bruno Ferrari - Alberto Lugones - Emilce Terré - 24 de Julio de 2020
Restando por cosechar solo el 6% del área estimada de maíz, se aguarda una gran producción del mismo, superando a la soja. Su comercialización muestra un gran dinamismo, los embarques de julio se encuentran en línea con el récord del año previo.

 

La campaña de granos gruesos 2019/20 ha transcurrido por un camino sinuoso desde un comienzo, atravesada por la coyuntura global debido a la pandemia por COVID-19 con sus graves impactos en el comercio internacional de bienes y especialmente en las cadenas de valor vinculadas a la alimentación. A ello se suman los actuales vaivenes en el desenvolvimiento de las tensiones comerciales entre dos potencias globales como son Estados Unidos y China, que a pesar de haber firmado un acuerdo comercial a comienzos de año, parece que aún no se han logrado disipar los contrapuntos.

En el plano local, el conjunto de productores de granos de nuestro país parece haber incrementado sus esfuerzos productivos con el objeto de poder sortear las dificultades antes mencionadas. En cuanto al avance en las labores de recolección de los cultivos, las condiciones meteorológicas han derivado en un rápido avance de la trilla, tanto para la soja como para el maíz, restando por recolectar escasas hectáreas del cereal tardío. Desde finales de abril se logró un importante aceleramiento en las tareas de cosecha del maíz, superando ampliamente lo obtenido en la campaña previa y el promedio de las últimas cinco campañas comerciales. Al momento actual se ha trillado el 94% del área estimada frente al 82% del ciclo precedente. 

Asimismo, es importante recalcar la particular importancia que ha adquirido el maíz en esta última campaña, no solo en términos de total exportado tal como se ha podido observar en informativos semanales previos, sino que por primera vez en 22 ciclos productivos se perfila para superar al cultivo de soja en el tonelaje producido. En este sentido, se encuentran al menos dos factores que coadyuvan a dicho resultado, por un lado, el pulso seco de febrero y marzo ajustó el volumen producido de soja a 50,7 Mt (un tonelaje un 10,2% inferior a la campaña récord 2018/19) y, por otro lado, la cosecha maicera volvería a ubicarse en su record histórico con un volumen de 51,5 Mt. 

Teniendo en cuenta el conjunto de eslabones que hacen a la producción granaria, el aspecto comercial ha sido uno de los elementos más críticos en la actual campaña comercial, dada la volatilidad que han presentado las cotizaciones de los principales cultivos y subproductos. Tal como se puede observar en el siguiente gráfico, el precio del maíz disponible publicado por la Cámara Arbitral de Cereales de Rosario (CACR), se ha visto fuertemente afectado desde principios de abril con cotizaciones solo por encima de lo alcanzado en 2015. No obstante, desde finales de mayo parece haberse encontrado un piso obteniendo una recuperación sostenida, que si bien aún no alcanza los valores de las últimas campañas se encuentra en valores más próximos. En este sentido, desde el 26 de mayo el cereal ha recuperado un 22% su valor alcanzado en la jornada de ayer US$138,2/t. 

Respecto a la forma de negociación del cereal se han notado algunos cambios, dado que si bien ya se ha vendido el 60% del cereal frente al 52% en términos promedio para las últimas cinco campañas en este momento, destaca la mayor proporción de tonelaje que aún resta por fijar precio (17%). En la campaña previa, dicho guarismo se ubicaba en 10% al momento actual mientras que en un 12% para el promedio de las últimas cinco campañas comerciales. 

Por otro lado, en sintonía con las mejoras en las cotizaciones, en lo que va del mes de julio se observó un importante cierre de negocios con destino al Gran Rosario, según información publicada por el registro oficial SIO-Granos. En este sentido, la última semana hasta el 22 de julio se ha dado la mayor concreción de negocios hasta el momento, con 779 mil tn anotadas, destacando una importante proporción de mercadería 2020/21, que supuso un 50,8% del total de los registros. 

Respecto a la oleaginosa, su cotización disponible encontró un traspié importante a mediados de abril al ubicarse en mínimos desde al menos 2015, pero por un corto período de tiempo ya que logró una senda de recuperación que actualmente la ubica por encima de lo obtenido en la campaña previa. En términos comerciales, ya se han comprado 27,2 Mt lo cual representa el 54% de la oferta disponible, levemente por encima de la campaña previa pero sin alcanzar al promedio de las últimas cinco campañas (58%). En cuanto a la evolución de los negocios de soja con destino al Gran Rosario, tras el pico de tonelaje anotado a finales de junio con más de 800 mil tn, se observa una tendencia más estable para el presente mes con valores por encima de las 300 mil tn semanales y alcanzando las 384 mil tn en la última semana hasta el día 22 de julio.  

En cuanto al ingreso de camiones a las terminales portuarias del Gran Rosario, tomando en consideración el acumulado de la campaña comercial, nos encontramos al momento por detrás de la campaña previa en ambos cultivos. En el caso del maíz, según los datos informados hasta el 23 de julio por entregadores pertenecientes a CECOA, se estima un ingreso de 492 mil camiones al conjunto de terminales portuarias del Gran Rosario, un 5,8% por debajo de la campaña anterior. Hasta el mes de junio se observaba un ingreso superior respecto a la 2018/19, lo cual indica una desaceleración de arribos de camiones que tuvo lugar en lo que va de julio, si se compara con el año previo. En efecto, si bien los compromisos de embarque continúan mostrando volúmenes muy altos en el mes en curso, es importante recalcar que los stocks comerciales del cereal al 1 de junio duplicaban el registro del año previo, con más de 13 Mt y estando en máximos de al menos 2015 para dicha fecha. 

En el caso de la soja, de la mano de una esperada merma en el total producido a nivel nacional respecto al ciclo previo, se vislumbra una caída en el ingreso de camiones para descargar en las plantas y puertos del Gran Rosario a partir de junio, afectando negativamente el desempeño de la actual campaña comercial respecto a dicho indicador. En este sentido, el arribo de camiones al Gran Rosario se encuentra un 9,6% por debajo del ciclo comercial 2018/19, aunque casi un 23% por encima de la campaña 2017/18, cuando una gran sequía había diezmado la producción de la oleaginosa.

Por último, centrando la mirada en el avance de embarques de maíz, el panorama continúa siendo muy favorable con totales despachados que superan mes a mes lo obtenido en las últimas dos campañas comerciales, gracias a que la campaña actual se perfila en mantener el récord histórico de tonelaje producido.  

De esta forma, luego de las casi 4,5 Mt embarcadas en el mes de junio, el actual mes continua con una importante carga de barcos con destino a mercados externos que si se compara con lo despachado hasta el 22 de julio de cada año, no se presentan casi diferencias al año previo con 3 Mt hasta el momento. En términos generales, nuestros principales destinos de la mercadería despachada se encuentran en Vietnam, Egipto, Argelia y Malasia que en conjunto representan poco más del 50% de lo embarcado en lo que va de 2020.  

En cuanto al contexto internacional de estos granos, uno de los factores más influyentes de las últimas semanas fue el clima en Estados Unidos. El ingreso de parte de los cultivos maíz a la fase crítica de su desarrollo hace unas semanas se estaba viendo amenazada por la sequía por la que atravesaba el Medio Oeste, aunque las condiciones se revirtieron y las precipitaciones morigeraron gran parte de las preocupaciones de los agentes. Actualmente, los pronósticos mantienen las perspectivas favorables para los próximos días en las zonas productivas del país norteamericano.

Las lluvias que se han ido presentando en las últimas jornadas benefician tanto el maíz como la soja. En cuanto a este último, cabe destacar que el lunes, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) mejoró sus estimaciones de estado de los cultivos, categorizando al 69% de los lotes de oleaginosa en condiciones entre buenas y excelentes. Registro que se encontró un punto porcentual por encima de lo presentado en el informe previo y sorprendió a parte de los analistas ya que el promedio de las estimaciones privadas indicaba una disminución de dicho guarismo. En tanto, la condición general de los lotes de granos amarillos se mantuvo estable con respecto a la semana pasada, alcanzando al 69% de los mismos. 

Por otro lado, las ventas de exportación de Estados Unidos de la última semana brindaron soporte para las cotizaciones de ambos granos. En la jornada de ayer, el USDA informó que las ventas de soja totalizaron 2,67 Mt lo que representó la máxima venta semanal desde diciembre de 2018. Además, las ventas semanales de maíz fueron de 2,55 Mt máximo registro semanal desde marzo de 2018. En estas cuantiosas ventas de exportación, China jugó un papel fundamental siendo el principal destino de las mismas. A pesar de esto, las tensiones diplomáticas entre ambos países parecieran renovarse y escalar levemente en magnitud, aunque, de momento, ello no impide que se realicen transacciones. 

En cuanto a Brasil, las exportaciones de soja cosecha 2019/20 alcanzaron dos máximos en los meses de abril y mayo donde se remitieron al exterior 15 Mt y 14,4 Mt respectivamente. En junio, los despachos cayeron levemente a 13,8 Mt (aún por encima de los 8,6 Mt de junio de 2019, lo que implica una variación interanual de más de un 60%). El USDA estimó exportaciones de soja 2019/20 desde Brasil 4 Mt más altas este mes, alcanzando 89 Mt para esta campaña y con ello, un fuerte ajuste interanual en las existencias que a septiembre serían de 22,8 Mt, muy por debajo de las 32,4 Mt de la campaña 2018/19.

Para finalizar con la situación de la oleaginosa, según los datos de la Asociación Nacional de Procesadores de Oleaginosas (NOPA, por sus siglas en inglés) junio constituye el primer mes desde noviembre del 2019 que no ha presentado crecimientos interanuales en las toneladas de crushing en Estados Unidos. Los volúmenes procesados de soja alcanzan un promedio de 4,6 Mt para la campaña 2019/20. No obstante, el crushing de la actual campaña representa, para el período septiembre-junio, un récord para la el país norteamericano. Las 46,29 Mt procesadas de momento representan un incremento interanual de 4,41% con respecto a la campaña anterior.  

Con respecto al maíz, la producción de etanol en el país norteamericano sufrió su primer revés desde lo que va del 24 de abril. En dicha fecha, se tocó el mínimo de producción de barriles diarios de etanol. Tras ese suceso, la producción parecía retornar poco a poco al ritmo pre-pandemia, pero las preocupaciones de los agentes por un posible rebrote de coronavirus en EE.UU. generó un descenso en la producción de este combustible y, consecuentemente, se redujo la demanda de cereal del sector industrial. Si bien la merma productiva representa sólo una caída del 2,5% con respecto al anterior registro, se ubica un 15% por debajo del registro del 13 de julio de 2019.