Commodities

¿En qué regiones está localizada la producción y comercialización de trigo en Argentina?

Federico Di Yenno - Desiré Sigaudo - Emilce Terré - 14 de Febrero de 2020
Pueden identificarse dos regiones trigueras, una con foco en el sur de Bs As y La Pampa y otra que va desde el norte de Bs As hasta el NOA. Esta última concentraría en la 2019/20 el 72% de la producción, el 79% de la molienda y el 73% de las exportaciones.

 

En las últimas campañas se está revirtiendo la marcada concentración de la producción de trigo en la provincia de Buenos Aires. Crece la siembra en el litoral argentino, con foco en Córdoba y en el NOA. Hay dos zonas de comercialización de trigo para exportación y molinería: la Región Sur (comprendida por el sur de Buenos Aires y la provincia de La Pampa) y la Región Norte (que abarca el norte del territorio bonaerense y las provincias de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco, Tucumán y Salta). El 80% de la actividad molinera y el 73% de las exportaciones se localizan en la “Región Norte”

El objetivo de este informe es cuantificar los principales indicadores de oferta y demanda del trigo 2019/20 a nivel regional en Argentina. Para ello se procedió a estimar la oferta del cereal en cada territorio (producción), y la demanda en concepto de exportación, industria y semillas en dos Regiones teóricas argentinas. 


Dato N°1: En las últimas campañas se está revirtiendo la marcada concentración de la producción de trigo en la provincia de Buenos Aires, aumentando la siembra del cereal en el litoral argentino, con foco en la provincia de Córdoba y en el NOA. La ampliación de las fronteras productivas sobre territorios no tradicionales generó un mayor volumen comercializable en las provincias del centro y noroeste de la Argentina. 

La producción estimada en la campaña 2019/20 de trigo en Argentina alcanza las 19,5 millones de toneladas (Mt). A diferencia de lo sucedido algunos años atrás, cuando el área triguera presentaba una marcada concentración en la provincia de Buenos Aires, en los últimos ciclos la siembra del cereal se expandió e intensificó en el litoral argentino, con foco en la provincia de Córdoba y en el NOA. La ampliación de las fronteras productivas sobre territorios no tradicionales para el trigo generó un mayor volumen comercializable en las provincias del centro y noroeste de la Argentina. 

En el promedio de las últimas cuatro campañas, la principal región productiva resulta ser la provincia de Buenos Aires representando el 44% del total nacional, según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca  (MAGyP), y tal como puede observarse en el mapa adjunto. En segundo lugar se ubica Córdoba con el 22% de la producción nacional, seguida por Santa Fe que origina el 17% de la cosecha triguera. La producción conjunta de estas tres provincias representa más del 80% del trigo argentino. Por otra parte, la provincia de Entre Ríos aporta el 7% de la cosecha nacional, y La Pampa el 5%. Las provincias de Santiago del Estero, Chaco, Tucumán y Salta, situadas al norte de la principal región productora cosechan el 7% de la producción total. 

Entre los años 1998 y 2002, la provincia de Buenos Aires fue la principal región productora originando el 62% del trigo nacional. La gran importancia de Buenos Aires en la producción, reducía la participación de provincias como Córdoba (14%), Santa Fe (14%) y Entre Ríos (4%), como así también de la zona norte del país que en este período representó el 3% de las cosechas nacionales.


Dato N°2: Es factible definir en Argentina dos zonas de comercialización de trigo para exportación y molinería: la Región Sur (comprendida por el sur de Buenos Aires y la provincia de La Pampa) y la Región Norte (que abarca el norte del territorio bonaerense y las provincias de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco, Tucumán y Salta). El 80% de la actividad molinera se desarrolla en la “Región Norte”, en tanto que el 20% restante lo muele “Región Sur”. En cuanto a la exportación, los puertos ubicados en la Región Norte despacharon en promedio el 73% de las exportaciones nacionales en los últimos ciclos y los del sur el 27% restante.

En un intento por identificar las diferentes regiones de comercialización del trigo en Argentina, podría asociarse cada territorio a un puerto de exportación, según su cercanía. La asociación se realiza trazando círculos con radios en los puertos de Rosario y del sur de Buenos Aires (Quequén y Bahía Blanca) y utilizando los flujos de las cartas de porte de camiones publicados por el Ministerio de Transporte de la Nación para el año 2016. Esta evaluación ayuda a visualizar hacia donde se dirige –teóricamente- la producción de trigo con destino de exportación, en primera instancia. Si suponemos que no existe una fuerte influencia de los molinos harineros en los extremos de los círculos trazados podemos concluir que las zonas resultantes ilustran correctamente las regiones de comercialización del trigo en el mercado local.
 
Si combinamos los flujos de mercadería a través de las cartas de porte de los camiones y los radios de distancia a los puertos cerealeros se visualiza una línea divisoria que coincide geográficamente con la línea que continúa al río Salado en provincia de Buenos Aires. Si agrupamos estas características en dos subdivisiones, se pueden identificar dos zonas de comercialización: la Región Sur (comprendida por el sur de Buenos Aires y la provincia de La Pampa) y la Región Norte (que abarca el norte del territorio bonaerense y las provincias de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco, Tucumán y Salta). 

Partiendo de una producción de 19,5 Mt para la campaña 2019/20, se estima que la Región Norte cosechó 14 millones de toneladas (Mt) de trigo (72 % del total). En la Región Sur, la producción alcanzó 5,5 Mt (28 % del total). 

En cuanto a la exportación, los puertos ubicados en la Región Norte -que se abastecen de trigo producido en estos territorios- despacharon en promedio el 73% de las exportaciones nacionales en los últimos ciclos. Se destacan en esta región los puertos cerealeros del Gran Rosario, que originan el 66% de los embarques totales de trigo argentino, y aquellos ubicados en el norte de la provincia de Buenos Aires desde donde se embarca el 7% del total. Es de esperar que la zona de influencia de los puertos del norte bonaerense detraiga embarques de trigo que se dirigiría tanto a los puertos del Gran Rosario como a los del sur de Buenos Aires. Las terminales portuarias ubicadas en la Región Sur, hacia donde se canaliza la producción pampeana y del sur bonaerense, exportan el 27% restante. Los principales complejos portuarios de esta región se ubican en Bahía Blanca y Quequén.

Después de la exportación, la molienda de trigo constituye la segunda mayor fuente de demanda para el cereal en Argentina. Siguiendo datos de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) y J.J. Hinrichsen S.A., se puede aproximar la cantidad de trigo destinado a molienda en cada una de las dos regiones definidas. Se estima que en el ciclo 2019/20 los molinos que operan en la Región Norte, procesarán 4,8 Mt mientras que la industria molinera de la Región Sur, consumirá 1,3 Mt. Con esto, el 80% de la actividad molinera se desarrolla en la “Región Norte” del país mientras que la industria de la Región Sur muele el 20% del trigo argentino. En la provincia de Buenos Aires se procesa el 54% del trigo, y los molinos provinciales se distribuyen de la siguiente manera: 65% en los departamentos del norte y 35% en los departamentos del sur. Córdoba es la segunda provincia molinera del país, con una participación del 21%, seguida por Santa Fe que procesa el 14% del total.

Finalmente, el uso para semillas –directamente relacionado a la extensión de área sembrada- ascendería a 0,6 Mt en la Región Norte y 0,2 Mt en la Región Sur.