Commodities

Tiempo de definiciones

Dr. José Luis Aiello - Lic. Marcelo Matías Gil - 14 de Febrero de 2020
Febrero define la producción final de la gruesa. Los primeros días muestran un comportamiento auspicioso tanto de las lluvias como de las temperaturas, aunque el sur pampeano y zonas del este de la región núcleo están en modo expectante por próximas lluvia

 

El apoyo de Enero

Los forzantes de escala global como El Niño o La Niña continúan neutralizados, por lo cual el bloque del Mercosur (incluido el país vecino de Bolivia) transitó el mes de enero ayudado por un activo mecanismo vinculado al calentamiento del atlántico y, a escala regional y local, la buena frecuencia de sistemas frontales y procesos de origen convectivos, instalaron un contexto más que favorable respecto a lo que veníamos observando en el principio de campaña. 

En el siguiente mapa mostramos la distribución de lluvias para el mes de Enero en el bloque del Mercosur. 

Lo más relevante que nos indica el mapa de lluvias acumuladas de Enero es la distribución puntual y concentrada de los mayores acumulados. Esta es una de las principales diferencias con la campaña anterior. La distribución geográfica y el monto de lluvias tienen características heterogéneas; es decir, la actual dinámica concentra acumulados en zonas puntuales y tiene un comportamiento de segregación con las restantes. 

Para mostrar rápidamente este punto hacemos referencia a algunos pocos datos puntuales de lluvias en distintas localidades y/o departamentos de Argentina. 

Esta conducta es la que se repite en los restantes países con máximos muy destacados, por ejemplo, en el estado de Mina Gerais y al sur del Mato Grosso en Brasil. 

“El período más cálido del trimestre estival permanece bajo un régimen de precipitaciones errático con alta disparidad, tanto en acumulados y frecuencia como así también si nos referimos a la distribución geográfica”.

Como venimos mencionando, tanto en este informe como en los anteriores, y a pesar de guarismos puntuales, el comportamiento de las lluvias responde a la normalidad como techo en cuanto a los acumulados. Por su parte los registros de temperatura en el mes de Enero mostraron lapsos de jornadas consecutivas agobiantes producto del posicionamiento de masas de aire de origen tropical que conjugaron altos valores térmicos con elevada humedad en capas bajas de la atmósfera. 


El sostén de Febrero

Sin dudas este segundo mes del año define la producción final de la gruesa. Los primeros días muestran un comportamiento auspicioso tanto de las lluvias como de las temperaturas.

En el país vecino de Brasil el período de cosecha ha comenzado de forma exitosa procurando en convertirse, esta vez y sin dudas, en el primer país productor mundial de Soja con proyección en torno a los 124 MTn (USDA). Sin embargo, hay zonas y regiones del país que aún esperan por buenas lluvias que permitan alcanzar este número, como por ejemplo el centro oeste y noreste del país.