Commodities

La caída en los precios desalienta los negocios por la nueva cosecha, mientras el clima amenaza la producción

Blas Rozadilla – Javier Treboux - 06 de Septiembre de 2019
La primera estimación oficial para la campaña 2019/20 de trigo anticipa un récord histórico, aunque la falta de lluvias y las heladas preocupan. La comercialización anticipada se retrasa ante precios poco convincentes para los oferentes.

 

En esta última semana, los negocios por trigo nuevo no acapararon un importante volumen de operaciones en la plaza local, por precios a cosecha que no parecen conformar a los oferentes. El contrato de trigo diciembre 2019 que cotiza en Matba tocó en la semana el valor más bajo desde que ese contrato cotiza, llegándose a negociar a US$ 152/t durante la rueda del martes, para ajustar en los US$ 154/t ese día. Este ajuste no solo es el registro más bajo de la presente campaña, sino el registro más bajo desde que el contrato de trigo con entrega en Rosario posición diciembre cotiza en el Mercado a Término de Buenos Aires.

Esta campaña marcó un record en lo temprano que comenzó su comercialización, registrándose las primeras operaciones de compra de mercadería a cosecha en la primera semana de febrero de este año. El nivel de comercialización ha ido perdiendo impulso a medida que fue avanzando el ciclo comercial, para retrasarse en comparación con la campaña pasada. Para finales de agosto, en la campaña 2018/19 se llevaban vendidas 1,5 millones de toneladas más de lo que se llevan a la fecha para la 2019/20. Aun así, esta se consolida como la segunda campaña con mayor volumen comprometido para fines de agosto. Se observa en la gráfica de precios cómo durante la mayor parte del ciclo de vida del contrato de trigo diciembre 2018 en Matba el precio se situó por encima de lo que rigió para la campaña corriente, estimulando mayor volumen de ventas anticipadas. 

 

La gran campaña que se avecina en términos productivos en nuestro país, con incremento en el área sembrada y buenas perspectivas de rinde, deprime los precios ante la previsión de una abundante oferta a partir del mes de noviembre. 

El Ministerio de Agroindustria publicó en el Monitor de Estimaciones Agrícolas del mes de agosto su primera proyección para la producción de trigo de la campaña 2019/20. Según el organismo oficial la cosecha volverá a romper el record histórico de 19,46 Mt del ciclo pasado al alcanzar las 21 Mt, lo que implica un aumento del 8%. Esta producción se realizará sobre un área de 6,6 M ha, un área 5% superior a la sembrada en la campaña pasada. Las labores en estas tierras destinadas al cereal fueron finalizadas a mediados del mes de agosto, según los Informes semanales del área de estimaciones de este mismo Ministerio.

Una cuestión a tener en cuenta, sin embargo, es la escasez de lluvias que está afectando la condición de los cultivos. Según el Informe Semanal de Estimaciones Agrícolas en base a datos de la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA), las reservas hídricas en una gran parte del área triguera argentina siguen mermando. La escasez de precipitaciones de la última semana, sumada a las anomalías negativas de precipitación del mes de agosto en la mayor parte del país, continúa provocando un desecamiento generalizado de los perfiles hídricos del área triguera nacional. Como se observa en el mapa adjunto Córdoba presenta la situación más compleja y con pocas probabilidades de mejoría, teniendo en cuenta el pronóstico de precipitaciones para la próxima semana.

A esta escasez de precipitaciones se suma la seguidilla de heladas que, según destaca GEA, pueden dejar su marca en los cultivos trigueros. La combinación de ambos factores podría dejar daños importantes en los lotes más adelantados. El último informe de GEA muestra una desmejora en la condición de los cultivos en esta semana. Aparecieron los lotes regulares abarcando un 15% de la zona núcleo, los que estaban entre excelentes y muy buenos  pasaron de un 65% al 55% del área, y los buenos descendieron quedaron en 30%, cayeron 5 puntos porcentuales. Además, las bajas temperaturas que se presentaron mantienen bajas las tasas de crecimiento del cultivo que se ve desmejorado, con hojas quemadas y sin vigor.

En la semana, el precio de referencia establecido por la Cámara Arbitral de Cereales de Rosario por mercadería disponible en la plaza local al jueves 5 de septiembre fue de $ 11.440/t, $ 100 por encima del jueves anterior y en un repunte luego de tocar los $ 10.600/t el día lunes. Traduciendo estos valores a moneda norteamericana, la mejora que se observa es del 4,3%, pasando de US$ 194,6/t a US$ 205/t. Esto se dio a partir de la baja en el tipo de cambio causada por las últimas medidas de control cambiario.
 
En el mercado de Chicago también se sintió la fuerte presión bajista sobre el precio de los futuros al comienzo de la semana. El contrato de mayor volumen operado tocó un precio mínimo desde mediados de mayo el martes para cerrar en US$ 166,63/t, para luego recuperar algo de terreno sobre el final de la semana. El día de ayer el precio de ajuste quedó en US$ 171,32/t, lo que implicó una caída semanal del 1,4%.

Los fondos de inversión que especulan con futuros y opciones de trigo en el mercado de Chicago, volvieron en la semana pasada a posicionarse a la baja en este mercado. Según el último dato presentado por la Commodity Futures Trading Commission (CFTC) de los Estados Unidos, los fondos de inversión tuvieron una posición neta vendida en el contrato de trigo con mayor volumen en CBOT de -3.056 contratos, o 415.600 toneladas. Los fondos no presentaban una posición neta vendedora desde principios de junio de este año, y registran siete de las últimas ocho semanas ajustando sus posiciones en corto.

La cosecha de trigo de invierno en los Estados Unidos se dio por finalizada al domingo de la semana pasada, con un volumen producido de 36,7 Mt, según el estimado de USDA para esta variedad. Además, en la semana se registró un considerable avance en las tareas sobre el trigo primavera; la cosecha de trigo de primavera de EE.UU. de campaña 2019/20 alcanzó el 55% del área, pero aún se encuentra muy por detrás de la misma fecha de 2018 (78%). 

Este retraso se explica fundamentalmente por avances más lentos en Dakota del Norte y Minnesota, según los últimos datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. La cosecha en Dakota del Norte se sitúa en el 52%, fuertemente por detrás del 86% del año pasado. Este es un estado importante ya que se espera Dakota del Norte produzca 8,7 millones de toneladas de trigo de primavera esta campaña, el estado con mayor volumen de los EE.UU.