Detalle por Subzonas

25 de Junio de 2020

SUBZONAS Y RED DE ESTACIONES METEOROLÓGICAS GEA

SUBZONA I

El área de maíz 2020/21 se mantendrá o podría aumentar hasta un 10% en El Trébol. La mitad de los productores tienen comprados los insumos, aunque la demanda de los mismos esta frenada por estos días. El nivel tecnológico sería el mismo que el del año pasado. Finalizó la siembra de trigo, solo unos pocos lotes no pudieron sembrarse por la falta de agua. Esos cuadros se destinaran a soja de primera. Las emergencias son muy buenas, "con poblaciones de plantas por encima de lo requerido para la variedad", señalan los ingenieros. Los productores no bajarían las dosis de fertilizantes, apuntando a 40 qq/ha. Se lleva recolectado el 50% de los lotes de maíz tardío y de segunda, con un 17,4% de humedad, por lo cual se está incurriendo en gastos de secada.El rinde promedia los 60 qq/ha.

 

En Cañada de Gómez, son muchos los lotes que quedarían afuera de la siembra triguera; los técnicos anticipan que un 15 a 20% ya no podrá implantarse y pasará a soja. De todas maneras lo sembrado está en buenas condiciones, la emergencia ha sido correcta y se le ha aplicado el mismo paquete de tecnología que el año pasado. El potencial al que se apunta son un 40 qq/ha, explican en la zona. La precampaña maicera ha mostrado altibajos notables, empezó con mucho entusiasmo a pesar de los precios internacionales y a poco más de 2 meses para la siembra lo que ve observa es una disminución de la intención de siembra. “Disminuye entre un 15 a 20%. La compra de insumos está frenada”, comentan los ingenieros. ¿Bajará la tecnología utilizada este año? Los ingenieros responden que no.  Se sigue con la cosecha de los maíces tardíos, la humedad de cosecha es óptima, por lo que se están evitando los gastos de secada.

 

Cesó la demanda de insumos para el maíz 20/21 en Carlos Pellegrini. "Los productores están expectantes del contexto, no se han realizado nuevas reservas de semillas o averiguado por insumos", explican los ingenieros. Se vislumbra una disminución del 10% del área, respecto al año pasado. Es una gran incógnita la tecnología que se va a aplicar. De todos modos, los que tienen decidido sembrar lo harán tratando de cubrir los requerimientos totales del cultivo, en busca de obtener el mejor resultado. La siembra de trigo se encuentra paralizada por la baja humedad disponible. Por el momento no se bajaran lotes de la intención inicial.  Los nacimientos de los últimos lotes, entre un 10 a 12 % del total sembrado, ha tenido un nacimiento muy desparejo ya que muchas semillas no han germinado por falta de humedad. Al 50% de lo sembrado aún hay que fertilizarlo a macollaje; el resto se hizo a la siembra. Son pocos los lotes de maíz de segunda y aún no se han cosechado. Se estima que en 15 días los recolectaran, si es que baja la humedad de los mismos, explican en el área.

 

"Abrupta caída del maíz", comentan en Cañada de Gómez este año. "Se espera una baja del 25%", explican los técnicos. Los productores que tienen los insumos comprados mantendrán el nivel tecnológico del año pasado. Se completó la siembra de trigo. Los productores optaron por cambiar la variedad de semillas para adelantar la siembra y aprovechar la poca humedad que quedaba en el suelo. Los primeros lotes están emergiendo en buenas condiciones. La fertilización nitrogenada ya fue incorporada, 200 kg de urea, proyectándose un rinde entre 45 a 50 qq/ha, explican los ingenieros del área. 

 

También los ingenieros del corredor que une Cañada de Gómez y Villa Eloísa estiman  que bajará el área del maíz entre un 10 a un 15%. Las últimas decisiones económicas y la incertidumbre en cuanto al margen que dejará el cultivo desincentivan la siembra. "Se le suma el temor al clima, ya que el perfil hídrico esta con la humedad muy justa y no hay perspectivas de que mejore", indican. "La compra de insumos se frenó después de las decisiones que se tomaron respecto al dólar", explican en el área. El que se decidió a sembrar, ya tiene comprado todo, el resto no. "Sin dudas habrá una baja en la tecnología aplicada", advierten. El avance de siembra del trigo es del 80%. "Las fichas estaban puestas a las lluvias del fin de semana pasado", comentan. Al no llover la gran mayoría ya desistió de la siembra. Ayer lloviznó y hay productores que decidieron sembrar algo más, pero no fue algo general. Se bajarálo que resta, un 20% de la superficie intencionada. Esos lotes se destinaran a soja de primera.  La emergencia de los cuadros implantados es de buena a muy buena. Se lleva recolectado el 40% de los maíces tardíos y de segunda. 

 

En los alrededores de Cañada Rosquín mencionan que se conservaría la misma área con maíz. Se han comprado la mayor parte de los insumos y se afirma que se va a mantener la tecnología. Finalizó la siembra de trigo, sin embargo en el este de Córdoba la implantación se detuvo en el 25%. "Si no recibimos una buena lluvia esa área va a quedar afuera del cereal", indican los técnicos. Esos cuadros se destinaran a soja de primera. La emergencia de los primeros lotes cultivados es bastante buena y en el este de Córdoba es regular. La fertilización será similar a la del año pasado. El avance de cosecha de los maíces de diciembre es de un 20%. Los tardíos están exhibiendo un rinde de 100 qq/ha y los de segunda 60 qq/ha.“En algunos casos, se cosecharon maíces de segunda en forma adelantada, con un 18.5% de humedad para evitar la caída del cultivo por daño por gusano blanco", explican los técnicos.

 

 

SUBZONA II

Por ahora no hay cambios en las decisiones de siembra a maíz de primera en Bigandse mantiene o tendrá un leve crecimiento entre un 5 a 7 % respecto al año pasado. "Cualquier decisión política que afecte a la producción de maíz impactará directamente en intención de siembra y, en los se animen a sembrar, en la tecnología a aplicar, fundamentalmente fertilización", explican en el área. La compra de insumos se mantiene con un ritmo moderado; "hasta el momento se han adquirido mayoritariamente fertilizantes, para congelar costos". Esta semana no hubo avances en la siembra de trigo por la falta de humedad. Se alcanzó a implantar entre un 40 a 50 % del área. Los productores están cambiando de ciclo varietal, pero hay dificultades para conseguir semilla. "Suponemos que habrá una caída en la intención final de por lo menos un 20 % en relación a la campaña pasada", indican los técnicos. Esos lotes irán a soja de primera. Los cuadros sembrados han emergido muy bien, con buena densidad. Ante la falta de lluvias, "hay muchos lotes que necesitan completar la fertilización nitrogenada. Si no puede hacer abría una reducción de potencial. Los rindes pueden terminar por debajo del promedio regional que ronda los 40 qq/ha", explican los técnicos. Los pocos lotes de maíz de segunda fueron cosechados con rindes de 30 a 46 qq/ha.

 

 

SUBZONA III

Creemos que en trigo la superficie con ciclo corto bajará bastante respecto de lo proyectado inicialmente”, comentan en Pergamino. No son buenas noticias para el cereal, aunque, por otro, lado la emergencia de los lotes sembrados, a pesar de la escasez hídrica, ha sido muy buena. El uso de tecnología que se ha aplicado ha sido similar al del año pasado. “La precampaña de maíz comenzó muy bien pero se complicó”, resumen. “La incertidumbre sobre la disponibilidad de insumos y la libertad de los mercados y un probable fenómeno La Niña amenazan con una reducción considerables del área”, concluyen. La cosecha de maíz de segunda y tardío comenzó. Como siempre se avanza lentamente y sin prisa, comentan los técnicos. Se registran parcelas con 17-17,5 % de humedad en los cuadros que fueron sembrados en los primeros días de diciembre. “Se esperan rendimientos muy buenos, del orden de 100 qq/ha en los tardíos y 60 a 70 qq/ha en los de segunda sobre trigo o cebada, los cuales fueron más afectados por la falta de precipitaciones de finales de febrero”, explican en el área.

 

"Por el momento parece mantenerse la superficie con maíz, pero no hay mucho entusiasmo", comentan los ingenieros de San Antonio de Areco. "Se ha comprado la mitad de los insumos, muchos adquirieron fertilizantes el año pasado previendo cambios en retenciones", explican en la zona. La tecnología utilizada será de media a alta. La siembra de trigo alcanzó el 80% de la intención; quedan algunos lotes con ciclos cortos que se terminaran gracias a las últimas tormentas que dejaron entre 15 a 25 mm. Los lotes de ciclos largos sembrados en mayo están emergidos, con buen stand de plantas y sanos. Se usaron dosis de fertilizante similares al año pasado (tecnología de media a alta), aspirando a rindes de entre 30 a 40 qq/ha. Respecto a la cosecha de maíz tardío y de segunda 2019/20, se van recolectando lotes puntuales a medida que la humedad baja de 17 a 18%, tratando de evitar gastos por secada. Se lleva trillado un 50 % con rindes alrededor de los 70 a 80 qq/ha.

 

 

SUBZONA IV

En la zona de Lincoln la intención de siembra de maíz 20/21 puede mantenerse o disminuir hasta un 10% respecto al año previo. “Aquí influye mucho el costo del flete en los márgenes y si nos alejamos hacia el oeste este número desmejora”, explican los técnicos. En cuanto a compras de insumos, se captó un 30% de las bolsas de híbridos. “Hubo algún movimiento de compras de fertilizantes provocado por los rumores de las importaciones,pero luego se calmaron las ventas”. En cuanto a trigo, el avance de siembra en la zona alcanza el 80%. Actualmente, se sigue sembrando pero hay productores cuyos suelos se secaron en superficie y hace 10 días que se pararon las labores en trigo. “En la zona se siembra hasta el 20 de julio si se cambian las variedades a ciclos más cortos. Pero si no llueve esos lotes se pasaran a soja temprana”, advierten. La fertilización se mantiene acorde a las perspectivas de rindes de cada productor entre 40 y 50 qq/ha. Por último, la cosecha de maíz de diciembre 2019/20 está muy atrasada. “No hubo grandes heladas y el grano no baja de 20% de humedad”. Se cosecho un 15 a 20% húmedo que se destina a consumo. Lo poco cosechado presenta buenos resultados: 60 a 80 qq/ha. “Estimamos que la trilla se activará entre julio y agosto”, concluyen.

 

En General Pinto solo falta un 5% para terminar la siembra triguera. Estiman que el área terminaría igual o con una ligera suba de área, comentan los ingenieros del área. La humedad en superficie ha desaparecido, y hay un potencial riesgo al rinde en la zona. El 70% de los cuadros quedó sin fertilizar y a la espera de mejores condiciones, por lo que existe el riesgo de no puedan aplicarse. La tecnología que se ha decidido aplicar es del mismo nivel que la del año pasado. En cuanto a la próxima campaña de maíz, estiman que la caída en área respecto al año pasado sería de un 30%.Se trataría de una caída muy importante. El porqué de esto en buena parte está explicado por el cambio que hubo en los últimos quince días con el valor de los fertilizantes. Hubo una suba de entre un 15 y un 20%, explican los ingenieros. 

 

 

SUBZONA V

Por el momento se piensa en mantener el área de maíz 2020/21 en Marcos Juárez. "Pero los productores siguen muy de cerca los precios internacionales, las posibles medidas locales, como cambios de retenciones, que podrían cambiar las decisiones de siembra  a la baja", explican los ingenieros del área. Ya se compró el 75% de los insumos y en general se va a usar muy buena tecnología. Quedan unos pocos lotes de trigo por sembrar. Terminó la ventana de siembra de los ciclos largos y lo que no se pudo sembrar por falta de agua se destinaran en su gran mayoría a soja de primera. En estos días comienza la cosecha de los maíces tardíos y de segunda 2019/20. Se esperan rindes de 90 a 95 qq/ha.

 

Los ingenieros de Noetinger anticipan que se mantendrá la superficie de maíz de primera 2020/21. "Ojo, puede caer el área de los tardíos y de segunda", advierten. Se lleva comprado un gran porcentaje de los insumos para el cereal. Respecto al trigo, ha quedado un 10% del área sin sembrar por falta de agua. Se esperará hasta la semana que viene por alguna lluvia para finalizar. La emergencia de los primeros lotes sembrados es muy buena, sin embargo la condición en la última tanda sembrada es regular. Se está cosechando el maíz tardío y el de segunda. "Están saliendo más seco de lo que se esperaba", comentan. Los rindes están entre los 50 y 90 qq/ha.