Indicadores Climáticos

25 de Junio de 2020

Lo que viene, el pronóstico para la semana próxima en la región núcleo

Heladas intensas y generalizadas

Importante entrada de aire frío a toda la porción central del país generando condiciones de tiempo muy estables y heladas generalizadas de moderada a fuerte intensidad.

 

A partir de hoy ya podrá observarse el descenso de las temperaturas. Se mantendrá durante todo el período de pronóstico acentuándose durante el viernes y sábado. Sólo el domingo puede presentarse un leve repunte térmico, pero de manera transitoria, ya que luego volverán las bajas temperaturas.

Las lluvias volverán a estar ausentes durante los próximos siete días.A partir del primer día de julio podrían presentarse condiciones de inestabilidad y retornar algunos desarrollos a la región GEA pero, por el momento, la probabilidad se mantiene baja.

 

La circulación del viento prevalecerá del sector sur prácticamente durante todo el período de análisis. Habrá una rotación temporaria al norte en la jornada del domingo, que podría ser el factor fundamental para el leve repunte de las marcas térmicas. Pero será temporario, ya que el lunes nuevamente se establecerá del sector sur y los registros volverán a descender de manera significativa.

El cielo permanecerá mayormente despejado. Se esperan algunas interrupciones de nubosidadhacia el final del período considerado.

Con respecto a la humedad en las capas bajas de la atmósfera, se prevé una semana con valores bajos. Consecuencia de la masa de aire frío y seco que estará presente sobre toda la región central y norte del país.

 

 

Lo que pasó con el clima en la última semana en la región núcleo

Lluvias acotadas al extremo este de la región

Sólo el noreste de Buenos Aires y la franja este de Santa Fe recibieron lluvias, con un promedio entre 10 y 20 mm semanales.

Nota: se tienen en cuenta los datos de los últimos 7 días a partir del miércoles 17 de junio.

Se destaca Baradero, con un total de 24,8 mm seguido de Santa Teresa, con un registro de 22 mm en los últimos siete días. La zona oeste de Buenos Aires y la provincia de Córdoba hace semanas que no reciben lluvias.

Fue una semana con temperaturas cercanas a los promedios de la época del año. Los registros máximos se ubicaron entre 18 y 22ºC, con el dato más elevado, 22,3ºC, en Colonia Almada. Las marcas mínimas fueron superiores a las de la semana pasada. En promedio, los registros oscilaron entre 1ºC y 3ºC, con el valor más bajo, de 0,3ºC, también en la localidad de Colonia Almada.

Se puede observar que las condiciones de humedad siguen mostrando un fuerte contraste. Buenos Aires posee buena disponibilidad de humedad, especialmente en el extremo este. En las zonas ubicadas hacia el oeste de GEA, la situación hídrica se va deteriorando significativamente hasta la provincia de Córdoba, que presenta condiciones de humedad escasa.

Para los próximos 15 días la necesidad de lluvia se mantiene entre 10 y 20 mm sobre Buenos Aires aumentando de este a oeste. En Santa Fe serían necesarios registros de lluvia entre 20 y 40 mm para alcanzar niveles óptimos de humedad edáfica. En Córdoba se requieren entre 60 y 80 mm.

 

Extensión GEA: O de Córdoba, N de Santa Fe, Santiago del E. y Chaco

Invierno con bajo nivel de aporte pluvial

Transitada la mayor parte del mes de junio, la distribución de las precipitaciones ocurridas se ajusta perfectamente al patrón invernal. La oferta de agua más abundante se ha desarrollado sobre la franja este del territorio nacional. Las zonas productivas ubicadas en el oeste han quedado desprovistas.

Como mencionamos, las lluvias del mes preferenciaron la franja este del país, aportando una oferta satisfactoria sobre gran parte del este bonaerense y un poco más moderada en el resto del sudeste provincial. Pero las lluvias volvieron a saltearse gran parte del noroeste de Buenos Aires y el sur de Santa Fe. Al ingresar al territorio santafesino los acumulados disminuyeron rápidamente, alcanzando valores nulos sobre Córdoba donde, en lo que va de junio, solo se han reportado lloviznas que apenas humedecieron la cama de siembra.

La región mediterránea continúa padeciendo un comportamiento pluvial deficitario sostenido durante todo el trimestre de otoño. Esto se refleja claramente en los mapas de disponibilidad hídrica, donde se puede apreciar un marcado gradiente. Las mejores condiciones se observan en las zonas linderas a la región mesopotámica, desde el noreste de Buenos Aires y hasta el centro este de Santa Fe, dejando al resto del territorio con reservas de humedad edáfica mayoritariamente desde escasez a sequía.

Los pronósticos de corto plazo, incluyendo la última semana del mes, continúan mostrando una tendencia a lluvias recostadas sobre el este del país. Se tratarían de bajos registros y algunos aportes en forma de llovizna, que eventualmente podrían avanzar sobre zonas mediterráneas, pero sin convertirse en solución al marcado déficit.

Acabamos de ingresar al invierno, época del año en que naturalmente la atmósfera se comporta de manera más estable. Esto no impide que puedan volver a producirse anomalías de circulación, como el ingreso de aire cálido y húmedo de la semana anterior que derivó en dispares precipitaciones. Pero las mismas serán excepciones y, como hemos visto, aun con este inusual despliegue de humedad, las lluvias no llegaron a concretarse sobre la franja mediterránea. El escenario más probable es que el invierno se mantenga con el bajo nivel de aporte pluvial habitual o incluso tan seco como se ha mostrado el trimestre de otoño y lo que va de junio.