Detalle por Subzonas

10 de Septiembre de 2020

SUBZONAS Y RED DE ESTACIONES METEOROLÓGICAS GEA

SUBZONA I

Comenzó la siembra de maíz en El Trébol con un avance del 5%. Los ingenieros comentan que la humedad es óptima, sin embrago todavía faltan algunos grados más de temperatura. Se estima una suba del 10% del área, respecto a la del año pasado. Se percibe una recuperación y buen verdor del trigo después de las lluvias. La totalidad de los cuadros se encuentran encañados. Sin embargo, los profesionales advierten que muchos vástagos no sobrevivirían para generar una espiga, por lo que el rendimiento podría estar por debajo de los 35 qq/ha. "Se sembró planteos para 600 a 700 espigas por m2, sin embrago vamos a estar en un 50% de esa expectativa", indican los técnicos. 

Comenzó la siembra de maíz en Carlos Pellegrini. Los lotes poseen muy buena humedad ya que la mayoría tienen cobertura. Se percibe una reactivación de la demanda de fertilizantes. Se está aplicando en todos los lotes.  Este estimulo estaría vinculado a una reactivación en la demanda del cereal. En cuanto al trigo, se observa presencia leve de roya en algunos lotes susceptibles. "Hasta ahora no se descartaron lotes por mala condición y estimo que a medida que desarrollen van a desestimar la idea de darlos de baja", indican los ingenieros. Se está aplicando urea en algunos lotes que no se habían hecho.

Comenzaron a sembrarse los primeros lotes de trigo en el corredor que une Cañada de Gómez y Villa Eloísa. Las últimas lluvias permiten contar con una humedad óptima a nivel superficial, no siendo así en el perfil hídrico en general. Las temperaturas están por debajo de lo requerido.  Esta semana los ingenieros midieron en lotes con cobertura de trigo/soja y la temperatura cerca del mediodía rondaba en los 10°C. "En aquellos lotes con cobertura, la siembra podría arrancar la semana que viene; pero en los lotes que vienen de soja la decisión de sembrar debe darse rápido, ya que deben tener humedad para 4 a 5 días más", advierten los técnicos. Agregan que con la actualidad climática y política-económica estiman que se sembrara un 10% menos de maíz, respecto al año pasado. El trigo, en su mayoría encañando, repunto luego de las lluvias, pero hay una pérdida de rendimiento irreversible. Los profesionales indican que hubo una reducción del número de plantas por metro2 y pero la perdida de área es ínfima. Un 30% de los lotes se los clasifica como regulares. Solo algunos lotes se fertilizarán con nitrógeno; "el productor no quiere invertir más con la incertidumbre que hay", señalan. Se observan mancha y roya amarilla solo en estadios iniciales.

 

SUBZONA II

La siembra de maíz en Bigand lleva un 5% de avance. Se realiza en forma lenta, ya que la mayoría de las tareas son realizas por contratistas de servicio de siembra con gran cantidad de lotes por implantar. El grueso del área se sembrará la semana que viene, "ya que hay muchas sembradoras propias y lo harán muy rápido", comentan los ingenieros. La humedad del suelo es suficiente para realizar la siembra y la temperatura tiene un valor que no presenta riesgo para la semilla. "Aunque otra lluvia vendría muy bien para el desarrollo del cultivo", añaden. Por el momento, se estima una mantención de la intención de siembra de maíz de primera, respecto a la campaña 2019/20. Si bien los trigos mejoraron con las lluvias, un 85% se sigue clasificando entre regulares y malas condiciones. Los lotes con mejor estado, producto de la historia de rotación, variedades que soportaron mejor las heladas, sembrados con buena humedad, buena profundidad, con nacimientos uniformes, poseen 200 a 250 plantas por m2. En cambio, hay lotes que fueron afectados por las heladas, con dificultades en la emergencia por humedad superficial escasa, con falta de rotación, donde se promedian 140 a 180 plantas por m2. Los técnicos consideran que el actual número de espigas, en los mejores lotes entre 250-300 espigas por m2, no será suficiente para lograr una buena producción. Ya que, en campañas normales, con valores de 450 a 600 espigas por m2, se logran buenos rendimientos. En estos días fueron nitrogenados entre un 30 al 40% del trigo sembrado. En particular los más uniformes y los no habían sido fertilizados. Están apareciendo algunas enfermedades como mancha amarilla, roya amarilla. Por el momento leve, pero si avanzan se deberá realizar controles.

 

SUBZONA III

"Con la lluvia de la semana pasada, que fue la segunda importante que tuvimos en el invierno, los trigos están expresando una buena recuperación", indican los ingenieros del corredor que une Pergamino, Colon y Wheelwright. Está haciendo falta un poco más de temperatura para estimular el crecimiento y la continuidad de las lluvias. Por estos días se continuará la fertilización nitrogenada en aquellos lotes que aún faltan.  Las próximas semanas comenzarán los tratamientos fungicidas, en variedades susceptibles. La mitad de los cuadros aún se encuentran macollando, mientras que la otra mitad comenzó a encañar. Los profesionales clasifican al 50% de los lotes entre regulares y más condiciones y al resto entre muy buenas a buenas. Por el lado del área de siembra de maíz, se estima una reducción del 20%, respecto a la del año pasado, y una suba de entre un 10 a un 15% de la del maíz tardío. El área de soja de primera se mantendría.

 

SUBZONA IV

En la zona de Chacabuco – Junín el cultivo de trigo evoluciona favorablemente después de las lluvias. ”Aunque ya se observan pérdidas de plantas y macollos con dificultad para recuperarse en las área más bajas de los lotes”, comentan los ingenieros. La reducción de planta por metro en esos sectores más afectados ronda el 15-20% mientras que la superficie de pérdida total es muy baja, no superando el 2-3% de la zona relevada. En estos días, los productores están realizando las fertilizaciones con nitrógeno que habían quedado pendientes. Los técnicos observan la presencia de enfermedades foliares como mancha amarilla y roya amarilla. “En algunos lotes se ameritó el control con fungicida mientras que otros están en monitoreo para determinar el momento oportuno”. El maíz 2020/21 aún no arranco con la siembra. Las temperaturas de suelo rondan los 7-8 grados y la humedad se ha ido recuperando después de las últimas lluvias, aunque de manera variable según cada zona dentro del partido. “Con esas lluvias, la siembra comenzará sin problemas. La superficie a sembrar la vemos en los mismos valores que la campaña pasada”, concluyen.

 

SUBZONA V

Arrancó de manera incipiente la siembra de maíz en Monte Buey. Se estima que la primera decena de septiembre se llega al 5% de siembra del área intencionada pero el grueso de los productores se va a largar la semana que viene. Los lotes cuentan con una humedad de 60% y 85% de capacidad de campo. Las últimas lluvias marcaron entre 25-30 mm con baja intensidad y brindan humedad por dos semanas más para que se desarrolle la siembra. “De todas maneras venimos de 4 meses sin lluvia y por lo tanto sigue faltando agua para recargar el primer metro de profundidad de suelo. De hecho hay lotes que presentan menos del 50% de capacidad de campo hasta los dos metros y se van a pasar a maíz tardío”, explican los ingenieros. Dichos lotes se encuentran en la zona de Cruz Alta donde los relieves son más quebrados y el agua no infiltra con facilidad. “Allí se necesitarían 80 mm más para poder sembrar maíz temprano”, aclaran. Al momento, se planea sembrar la misma superficie que en la campaña 19/20. “Los lotes que no pudieron sembrarse con trigo no van a poder ser reemplazados por el maíz por la limitante de los herbicidas aplicados”. “Al trigo le cambio la cara después de las lluvias”, comentan con entusiasmo. Sin embargo, en lugares donde hay huellas, más malezas y en zonas con más cobertura se notó una mayor muerte de macollos. “De afuera del lote parecen que están elongando y está todo el surco cubierto pero cuando lo caminas adentro no es tan así”. Por la helada se perdieron macollos pero no plantas enteras. La cantidad de plantas por metro cuadrado es de 250-300, aunque algunas zonas presentan menor cantidad por la sequía al inicio de la campaña. “Los próximos 10 días serán claves para ver la evolución y si pueden compensar la pérdida de macollos, aunque hay lotes que fueron severamente afectados por sequía y helada que no van a poder compensar ese daño”. Es importante que aparezcan nuevas lluvias para sostener la mejora de la condición del trigo. Respecto a la fertilización, hubo algunos productores que no pudieron aplicar el nitrógeno en la última lluvia. “El momento óptimo de fertilización para que se traslade a rinde es cuando el cultivo está en primer nudo (fines de agosto), después de esa fecha el nitrógeno se traslada a la proteína del grano”, explican. Aparecieron las primeras alertas de roya, se está monitoreando y se estima que la semana que viene comienzan los tratamientos.