Resumen del informe

04 de Junio de 2020

Quedan 900 mil ha de trigo por sembrar en el área núcleo. Falta agua y hay incertidumbre por los costos. Se estima que podría haber un recorte de un 5 a 10 % de área en la zona. Para la próxima siembra maicera ahora se señala una caída de 5 a 30% en la región.

 

Viernes y sábado con lluvias

Se esperan precipitaciones de variada intensidad y viento fuerte sobre el noreste de la provincia de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe. En la región afectará el sur y sudeste de la región.

 

"Sin pronósticos de lluvias generalizadas, aumenta la incertidumbre de la siembra", comenta José Luis Aiello, Dr. en Cs. Atmosféricas

 

La falta de agua limita seguir con las labores de siembra de trigo

"Hay pocos movimientos de siembra, hay poca humedad para seguir", cuentan en la región núcleo. El avance de siembra en la región es del 50%, faltan 900 mil ha para completar la intención y la falta de agua pone en jaque el oeste. Se estima una reducción de hectáreas de 5 a 10% en el este cordobés y el centro sur santafesino. En el norte bonaerense la humedad en profundidad está, pero la superficie se ha ido secando, y si no llueve no se va a poder sembrar el 5% de suba que se esperaba. Es muy difícil que se concrete el crecimiento del área. En estas condiciones puede haber un recorte de 50 mil a 200 mil ha. Habrá que ver cómo se comportan las lluvias. Hay productores que siguen sembrando más profundo o bajando dosis de fertilizante en la línea o separando la línea de siembra con la del fertilizante. El mayor problema son los lotes muy laboreados o poco rotados. Los pronósticos a corto plazo señalan lluvias para viernes y sábado, pero solo llegarían al este de la región. Para una parte del oeste del área núcleo podría ser el final a la siembra 2020/21.

 

¿Cuánta agua hace falta? 

Son muy escasos los milímetros que necesita el norte bonaerense, pero Santa Fe necesitaría entre 20 y 40 mm y Córdoba entre 40 y 80 mm para alcanzar niveles óptimos de humedad edáfica. En el este de Córdoba aún está pendiente el 15% de las siembras.

¿Qué paso esta semana con los insumos?

En plena siembra triguera "hay una gran incertidumbre por las últimas medidas económicas",  comenta un ingeniero de San Antonio de Areco. Se perdió la referencia del costo, "hay entregas de insumos pero sin determinar el precio o el tipo de cambio. Los productores no quieren arriesgar una compra que lleve a márgenes negativos", explica un técnico de Bigand. En otros casos hay fertilizantes que aumentaron su precio en dólares, también se comenta en el sondeo de la región núcleo esta semana.

 

¿Qué impacto puede haber?

Los ingenieros señalan que el impacto afectará a los tres cultivos más importantes en área y rinde. Pese a la pronunciada falta de agua, el trío de cultivos trigo, soja y maíz generó 38,5 Mt en la región núcleo en la última campaña por el sostén que brindó la tecnología y las rotaciones. En trigo, la falta de agua y el aumento de costos, que aún es incierto, en áreas dónde se pensaba aumentar el área de 5 a 10% ahora estiman bajas de 5 a 10%. En maíz, hasta la semana pasada se estimaba una siembra similar o ligeramente superior a la del año pasado. Ahora las intenciones exhiben caídas muy amplias entre sí, 5% a 30%. La soja de primera, el cultivo que se pensaba reemplazar parcialmente para mantener o subir las rotaciones con gramíneas, podría tomar el hectareaje que dejen estas últimas y crecería en el nuevo escenario.

 

¿Puede haber recortes en la tecnología a usar en el ciclo 2020/21?

Todos los técnicos coinciden en que ya no se aplicará en trigo el mismo paquete que se pensaba hace una semana. Algunos van más lejos y explican que en los cultivos con fuerte necesidad de fertilizantes, como las gramíneas, el uso de tecnología caerá en forma abrupta y dicen que "cuando la incertidumbre predomina, la variable de ajuste inmediata es la inversión en tecnología". Ello signfica menor productivididad unitaria.