Commodities

¿Cómo es el financiamiento de la producción de granos en Argentina?

Federico Di Yenno - Alberto Lugones - Sofía Corina - Emilce Terré - 12 de Febrero de 2021
La inversión en los servicios de siembra de los principales cultivos argentinos (trigo, soja, maíz, girasol, cebada y sorgo) se estima para la campaña 2020/21 en 10.000 millones de dólares, un 14% por debajo de la campaña 2019/20.

 

En Argentina, la necesidad de inversión para la siembra de cada campaña agrícola supone un desembolso inicial que, según el promedio de las últimas 5 campañas, los 10.000 millones de dólares para los 6 cultivos principales. Al mismo tiempo, se ha invertido un promedio de US$ 313/ha desde el ciclo 2016/17 hasta la 2020/21 para la siembra, pulverización y los insumos de los diferentes cultivos. Se debe destacar que el presente estudio se basó en datos y estimaciones de las campañas 2019/2020 y 2020/21, atento a que los costos varían ante cada campaña, así como la fuente de financiamiento para afrontar los mismos: fondos propios o financiamiento de terceros.

Una de las características distintivas de la actividad agropecuaria es que es posible conocer el nivel de egresos al inicio del ciclo productivo, pero no sucede lo mismo con los ingresos. Esto diferencia considerablemente al rubro frente a las demás actividades. En la producción agrícola se conoce de antemano cuál es la inversión necesaria (suma de erogaciones en siembra, pulverización e insumos por ejemplo) pero no cuál será el resultado final al efectivizar la cosecha. Esta incertidumbre opera como factor clave a la hora de gestionar una explotación agrícola y su riesgo. Además, la incertidumbre afecta al acceso al crédito y al costo de dicho financiamiento para los productores. Esto, sumado a los diferentes contextos macro y microeconómicos genera variaciones en la participación de cada una de las múltiples fuentes de financiamiento sobre el volumen de crédito total.

En esta nota se ha intentado cuantificar dichas participaciones consultando a diferentes fuentes privadas del sector, tanto las que operan por el lado de la demanda como de la oferta del crédito, con el fin de generar un panorama que de muestra de una forma aproximada el desempeño del financiamiento agrícola. Este estudio también se basó en estimaciones del Departamento Guía Estratégica para el Agro (GEA), Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP) y de la Revista Márgenes Agropecuarios para la obtención de superficies sembradas y costos de los respectivos cultivos.

Conclusiones para la campaña 2019/20:

1.    Los productores y empresas agropecuarias en Argentina podrían haber necesitado para la campaña 2019/20 cerca de 11.600 millones de dólares estadounidenses para afrontar los costos de labores y siembra de los seis cultivos. Son cifras estimadas que intentan acercarse a la realidad de la inversión necesaria para la producción de los cultivos. 

2.    Existen opiniones coincidentes que indican que cerca de un 30% de los costos promedios de explotación en siembra, pulverización e insumos habría sido realizado por los propios productores y sociedades agropecuarias con fondos propios. En consecuencia, aproximadamente unos 3.480 millones de U$S habrían sido aportados por los propios productores y sociedades agropecuarias.

3.    Como contracara del financiamiento con capital propio, se obtiene que el financiamiento de terceros (que representa el 70% restante de la inversión total) que habrían sido otorgadas a los productores primarios podría llegar a ascender a 8.121 millones de U$S en la campaña 2019/2020.

4.    De acuerdo a fuentes bancarias consultadas, el financiamiento bancario total podría estar repartiéndose –en promedio- de la siguiente forma para el ciclo 2019/20: 
a.    Tarjetas para el agro: 25% del total. Implicaría una asignación crediticia estimada de 456 millones de U$S.
b.    Financiamiento por forward cedidos (en U$S): 11% del total estimado en 201 millones de U$S. 
c.    Descuento de valores: 27% del total. Resultando en unos 329 millones de U$S.
d.    Otras líneas de crédito otorgadas por Bancos: estimado en 681 millones de U$S. Representaría cerca del 37% del total del financiamiento bancario.

5.     De esta forma, el crédito comercial podría estar representando es decir unos 6.286 millones de U$S. El cual se distribuye de la siguiente manera: 
a.    Financiamiento de corredores, acopios y cooperativas: 55% del total. Estimado en 3.444 millones de dólares estadounidenses.
b.    Proveedores de insumos y traders: 40% del total. Lo que resulta en 2.528 millones de U$S.
c.    Financiamiento de mutuales: posiblemente podría estar en un 5% del total. Con lo que se puede estimar que las mutuales podrían estar prestando a los productores cerca de 314 millones de U$S.

Conclusiones para la campaña 2020/21:

1.    Los productores y las empresas agropecuarias en Argentina habrían invertido un total 9.989 millones de dólares estadounidenses de para afrontar los costos de labores y siembra de los seis cultivos en la campaña 2020/21. 

2.    Como ya se afirmó, el 30% de la inversión total se supone que es realizada con fondos de los propios productores y sociedades agropecuarias. Esto resulta en un desembolso de cerca de 2.997 millones de U$S por parte de los privados.

3.    Al mismo tiempo, el financiamiento de parte de terceros ha sido estimado en 6.992 millones de U$S (70% restante de la inversión en siembra, pulverización e insumos).

4.    Nuevamente, de acuerdo a fuentes bancarias consultadas, el total del crédito otorgado al sector agrícola podría estar repartiéndose de la siguiente forma para el ciclo 2020/21: 
      a.    Tarjetas para el agro: 35% del total. Implicando un aumento en su participación, con una asignación crediticia estimada en 624 millones de U$S.
      b.    Financiamiento por forward cedidos (en U$S): 15% del total, resultando en 264 millones de U$S. 
      c.    Descuento de valores: 22% del total. Resultando en unos 391 millones de U$S.
      d.    Otras líneas de crédito otorgadas por Bancos: alcanzando a aproximadamente 514 millones de U$S. Esto representa cerca del 29% del total del financiamiento bancario.

5.    Por otra parte, el crédito comercial podría alcanzar a 5.198 millones de U$S. Lo cual se distribuye de la siguiente manera: 
       a.    Financiamiento de corredores, acopios y cooperativas: 55% del total. Estimado en 2.848 millones de dólares estadounidenses.
       b.     Proveedores de insumos y traders: 40% del total. Lo que resulta en 2.090 millones de U$S. 
       c.    Financiamiento de mutuales: posiblemente podría estar en un 5% del total. Con lo que se puede estimar que las mutuales podrían estar prestando a los productores cerca de 260 millones de U$S.

Supuestos del modelo:

I.    Se procedió a computar solamente a los seis principales cultivos que se siembran en Argentina: trigo, soja, maíz, girasol, cebada y sorgo. Se imputó el área que se habría sembrado para cada uno de ellos en dicha campaña según información proporcionada por nuestro el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP), junto a correcciones efectuadas por nuestro Departamento Guía Estratégica para el Agro (GEA-BCR). Al mismo tiempo, se tuvo en consideración únicamente los costos de siembra, pulverización e insumos de los meses que corresponden para cada cultivo. Las fuentes de dichos costos corresponden a GEA-BCR y a la Revista Márgenes Agropecuarios.

II.    Para cada uno de los cultivos, se estimó la inversión promedio en U$S por hectárea que habrían tenido que afrontar los productores y empresas agropecuarias al sembrar (dependiendo de cada región y cultivo). Se contabilizaron las erogaciones promedio previstas en siembra, pulverización e insumos (semillas, fertilizantes y agroquímicos).

III.    Para evaluar las fuentes de financiamiento y su participación, procedimos a realizar relevamientos informales y solicitudes de opiniones a diversos actores económicos que operan en el sector: productores agropecuarios, sociedades agropecuarias, corredores, acopios, cooperativas, proveedores de insumos, bancos, agentes del mercado de capitales, etc.

IV.    Se debe recalcar que otra fuente de financiamiento para el sector agrícola es la que constituye el Mercado de Capitales, el cual, a través de diferentes instrumentos (obligaciones negociables, valores de corto plazo, cheques de pago diferido, pagarés y fideicomisos financieros) brinda un flujo de líneas de crédito, tanto con financiamiento directo a los productores, como permitiendo la securitización o descuento de los títulos que poseen quienes financian la producción.

V.    Tal como se menciona en el punto precedente, al coexistir en el Mercado de Capitales tanto financiamiento directo a la producción agropecuaria como financiamiento para el descuento de títulos, no se incluye al Mercado de Capitales en el Cuadro N° 2, para evitar errores al duplicar las estimaciones. 

VI.    Se agradece tomar con precaución las cifras informadas por los supuestos adoptados. En el presente informe se trata brindar una mirada amplia de lo que podría ser la realidad del financiamiento agrícola en Argentina para estos seis cultivos ante la falta de estimaciones y datos estadísticos, tanto oficiales como privados.

VII.    Para la estimación de la participación de los canjes se utilizaron datos de la plataforma Sio-Granos de canjes realizados de la campaña 2019/20. La proporción resultante fue utilizada para obtener el valor estimativo del total de financiamiento de proveedores de insumos y traders para la campaña 2020/21.