Cierre del Mercado de Chicago

13 de Enero de 2021
Jornada dispar en Chicago, con el maíz en alza ante los inesperados cambios en la producción norteamericana. La soja y el trigo con bajas ante desarmes de posiciones

Los contratos de futuros de trigo cierran la jornada con leves bajas, en una jornada con cierres de posiciones. Por su parte, el Ministerio de Economía de Rusia informó que es probable que se aumenten las retenciones al trigo exportado, de cerca de 30 a 55 dólares por tonelada. Con el objetivo de contener las subas de precios de los alimentos, la medida del gobierno ruso espera entrar en vigor recién a mediados de marzo, por lo que se ve cautela en los mercados por ahora. El impacto alcista de las retenciones rusas sería parcialmente compensado por un buen desempeño en la Unión Europea, cuyos miembros podrían cubrir parte de la baja del comercio de trigo.

El maíz continua subiendo, aún sintiendo el impacto de la publicación del informe WASDE del día de ayer. Los recortes de producción y stocks, especialmente en los Estados Unidos, aún hacen sentir su impacto en los precios por la inelasticidad de la producción del grano amarillo. No se veía semejante baja en las proyecciones de maíz de Noviembre a Enero desde 1974. Además, la industria de los biocombustibles estadounidense presiona con fuerza para que el presidente electo Joe Biden reduzca las exenciones de corte a las refinerías pequeñas, dando más lugar a los biocombustibles, y por lo tanto a la demanda de maíz. De esta manera, se apuntalarían aún más los precios del grano amarillo.

Los futuros de soja en Chicago cierran la jornada con pérdidas. Tras escalar ayer a valores que no se veían en mucho tiempo, la jornada de hoy estuvo marcada por tomas de ganancias. Sin embargo, como bien se detalló en una entrevista de BCR News, se estima que las exportaciones norteamericanas están subestimadas, reportándose hoy cerca ventas de poroto de soja por 464.300 toneladas, los mayores valores desde junio del 2020. Así, pareciera haberse reiniciado un ascenso del comercio de la soja en un contexto de clima seco y recortes productivos tanto en Brasil como en Argentina, por lo que se esperarían mayores presiones alcistas.